Tejer es una actividad útil, sin duda, y también económica, pero fundamentalmente es también una actividad cosmológica.

– Donna Haraway, Seguir con el problema






Cerca de una orilla del Río Amazonas reposa un poblado. Es un árbol lleno de nidos colgantes que parecen las lágrimas que caerán de regreso al río. Un pájaro se columpia mientras sostiene con su pico los pastos recién recolectados para tejer su casa. Los pájaros mochileros son tejedores hábiles: su técnica protege sus huevos de depredadores. Pero el nido vino antes de la mochila que le dio a esta ave su nombre humano. Por su ingenio, los pueblos que los conviven imitaron su estructura para hacer bolsos que son de difícil acceso para el robo. ¿Será que un pájaro nos enseñó a tejer?

El biomimetismo ha permitido que los seres vivos aprendamos de los métodos de creación y resolución de problemas a través de observar a otras especies. El tejido es una práctica realizada por pájaros, arañas, jabalíes, hongos, avispas y hormigas, entre muchos otros tejedores no humanos. El proyecto “Un tejido es una lágrima que riega el paraje” plantea la creación de una serie de obras textiles inspiradas en las técnicas de tejido y trabajo de fibras que se encuentran en el reino animal y fungi. Los textiles estarán construidos con fibras vegetales recolectadas por mí en distintas zonas de México.



 



RECOLECCIÓN DE TULE _ XOCHIMILCO, CDMX





RECOLECTOR DE FIBRAS _ Pieza de palma + ixtle + vaina de hule


Pieza Lago Texcoco _ Tejido de chambira en crochet 




(proceso) Pieza del Lago Chapala _ Tejido con ceiba recolectada en Jalisco



Probando un sistema híbrido, tejido con algodón en telar de marco, para darle estructura.












El sur es un cuenco que bordea al mundo.